REPORTE ECONÓMICO 18 de septiembre de 2017, Paquete Económico 2018

En materia de Participaciones, todas las entidades federativas del país presentan crecimientos reales en su previsión presupuestal para 2018, donde 27 de ellos registran aumentos superiores al incremento estimado para este Ramo (3.6 por ciento).

Esto significa que sólo cuatro estados presentan crecimientos reales inferiores al del Ramo, a saber: Tabasco (1.6 por ciento), Aguascalientes (2.8 por ciento), Nuevo León (2.7 por ciento) y Chiapas (2.9 por ciento).

Entre los estados que muestran los mayores incrementos en sus Participaciones destacan Veracruz (14.1 por ciento), Baja California Sur (12.8 por ciento), Puebla (8.6 por ciento), Baja California (8.4 por ciento) y Quintana Roo (8.0 por ciento).

En lo que respecta a las Aportaciones Federales, todas las entidades federativas exhiben decrementos reales de recursos para 2018. Esto se debe, principalmente, a que, a la fecha, existen recursos que no han sido distribuidos a los estados, cuyo monto total asciende a 29 mil 944.8 millones de pesos, cifra superior en 156.1 por ciento, en términos reales, al monto no distribuido en 2017. Es decir, una vez que sean distribuidos estos recursos, situación que se conocerá una vez aprobado el PEF 2018, se conocerán las tasas de cambio definitivas de las transferencias que se realizarán a las entidades federativas y municipios del país por esta vía.

Queda pendiente conocer los recursos finales para Ramo 23.

La Política Fiscal del Paquete Económico 2018 pretende lograr dos objetivos primordiales: alcanzar la estabilidad macroeconómica y la consolidación fiscal; de lograrse, busca la disminución de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) de 2.9 a 2.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2018.

Asimismo, la política tributaria no muestra cambios, al no crear nuevos impuestos o aumentar los existentes, esto último, basado en el Acuerdo de Certidumbre Tributaria emitido por el Gobierno Federal en 2014.

Se observa un crecimiento en los ingresos del Gobierno Federal de 3.8% y una reducción de los ingresos derivados de financiamiento del 9.4%, ambos en términos reales.

Hablando de ingresos por petróleo, en 2018 los ingresos petroleros serán superiores a los estimados un año atrás en 1.3 por ciento real, asociada a un aumento esperado en la captación del orden de 48 mil 258 millones de pesos.

La reducción esperada en los ingresos propios de Pemex será de 1.5 por ciento real, mientras que los petroleros del Gobierno Federal se estiman superiores en 4.2 por ciento, también, en términos reales.

La principal razón del comportamiento esperado para el siguiente ejercicio fiscal en los ingresos petroleros es el incremento en el precio del petróleo (de 42 a 46 dólares por barril) y de la plataforma de producción de petróleo (1 millón 983 mil barriles diarios esperados para 2018), además de una apreciación del tipo de cambio que será de 18.1 pesos por dólar en promedio.

En lo relativo a los ingresos tributarios, para el ejercicio fiscal de 2018 se espera una captación de ingresos tributarios que supere el monto estimado en 2017 en 222 mil 365 millones de pesos; y registrar un aumento en términos reales del 3.2 por ciento.

Los impuestos con mayor crecimiento esperado, respecto al 2017 son: el ISR que se estima capte 136 mil 396 millones de pesos más (4.6% real), el IVA cuya recaudación se espera superior en 79 mil 282 millones de pesos (4.9% en términos reales) y el IEPS por su parte recaudaría 3 mil 863 mdp menos (-5.4% a valor real) que los estimados en la LIF 2017.

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF 2018), propone un Gasto Presupuestario de similar magnitud, en términos del PIB, a lo aprobado para el ejercicio actual.

Es decir, la propuesta indica el rígido control de la expansión del gasto público. El monto propuesto asciende a 5 billones 236 mil 375.8 millones de pesos, es decir 2.2% real mayor a lo aprobado en 2017, esta proporción equivale a disponer de 347 mil 483.3 millones de pesos adicionales.

Después de tres semanas consecutivas de subir el precio del oro, esta semana no hubo incremento y con el ajuste cambiario que habíamos comentado la semana pasada, el precio del oro es un poco más barato en México que en Estados Unidos, por lo que es altamente probable que baje el tipo de cambio en esta semana o haya un incremento en el precio del oro en Estados Unidos, lo que nos lleva a decir que lleve día a día sus operaciones en dólares.

Fuente: SAT y http://www.goldpriceticker.com

www.000webhost.com